viernes, diciembre 08, 2006

MANGA Y ANIME: ¿HOBBY DE NIÑOS?. PARTE I

Raquel Méndez


M A N G A

En la Era Edo, surgieron las primeas manifestaciones pictóricas, la más representativa de ellas fue el Ukiyo-e. Estos eran hermosos grabados en madera, que representaban escenas de aquella época (geisha, samuráis, paisajes, guerreros shogunes).

El hombre siempre ha buscado nuevas formas de comunicación, y el dibujo ha sido una de ellas. Años antes se conocía el Choojugiga, dibujos de animales, en su mayoría y con un carácter satírico, y de los que se conservan pocos ejemplares.

Manga, está conformado por los dos fonemas “man” que significa dibujo y “ga” informal, y se dice que este nombre fue atribuido por primera vez por Hokusai Katsushika, el mayor representante del Ukiyo-e.

El dibujo marcó un antes y un después de la Segunda Guerra Mundial. Antes de ella, los dibujos se utilizaban como propaganda política, y muy marcada por el tono bélico de aquel entonces. Charles Wirgman (1835-1891), en aquel entonces había pisado suelo Japonés (1857), era ilustrador del London News, y publicó Japan Punch, un magazine de corte humorístico con los cartoons de su creación. Otro ilustrador que sirvió de referencia fue George Bigot (1860-1927), pintor y dibujante francés, que a través de sus dibujos caricaturesco criticaba a la nueva sociedad de nobles japoneses. Publicó la revista Tobae, derivado del nombre del famoso sacerdote Toba, autor de los Chojugiga del siglo XII.

Estos dos, fueron un referente para los autores japoneses de la época, especialmente para el primer pionero del manga, Rakuten Kitazawa (1876-1955) quien en 1905 publicó la revista Tokio Puck, con diálogos a pie de página y con personajes fijos. En los años 20, las tiras de mangas más destacadas fueron las de Shosei Oda y Tofujin (Las aventuras de Shochan), y las tiras de Ogo Bat el primer súper héroe de los años 30.
Después de la Guerra, se abrió la puerta a las influencias extranjeras, lo que permitió airear el concepto del dibujo que hasta entonces se conocía, el descubrimiento de nuevas técnicas de dibujos y viñetado, y aplicarlas bajo nuevas ideas e historias. La gente buscaba apartarse de la imagen desoladora que dejaba la guerra, y buscaban historias frescas. En esos años, el cómic americano causaba sensación bajo la mano de Max Fleischer con sus personajes: la despampanante Betty Boop, un icono sexual de aquella época, y el payaso Koko Años más tarde, llevaría a la pantalla de cine los personajes de Popeye y de Superman bajo la firma de su estudio cinematográfico. Walt Disney por su parte, ganaba también la atención de los niños, con sus personajes de Mickey Mouse, y de la ratoncita Minnie. Las creaciones de estos dos autores, entraron con buen pie en Japón, durante el periodo de la ocupación aliada americana en la postguerra (1945-1951).


En 1947 resurge el manga, y se publica la primera revista dedicada a ella, el Manga Shonen de publicación mensual. Ese mismo año, y bajo la mano de un joven médico que quiso probar suerte y verter su creatividad en el mismo, nació el manga con las características fisonómicas que conocemos hoy. Debemos colmar de bendiciones ese día, porque fue Ozamu Tezuka el padre del manga. Tezuka se dejó seducir por los dibujos de Fleischer y Disney, creando sus propios personajes con características propias, pero imprimiendo en ellos los ojos redondos usados por sus antecesores occidentales. Tezuka creó Putcha, la nueva isla del tesoro y el emperador de la jungla, pero Tezuka alcanzó su apogeo con su personaje Tatsuwan Atom, mejor conocido como Astro Boy, el niño robot con súper poderes que se encargaba de proteger la tierra. El éxito alcanzado por Tezuka, fue el empuje de llevar Astro Boy manga, a dibujo animado, “anime”, en el año 1963, así como servir de estimulo a los creadores, y a la nueva generación de los mismos, a idear nuevas historias y desarrollar nuevos personajes, copiando el estilo de las facciones de los personajes de Tezuka.


Rápidamente la popularidad del manga se extendió a otros países, lo que propició a un despliegue comercial y de comenzar a traducir los mangas en multitud de idiomas para llegar al mercado global. Uno de los medios utilizados para promocionar el manga, fueron las revistas especializadas. Una de las que ha llegado a ser internacionalmente conocida, es la revista mensual Shonen Jump, que tuvo su primera publicación en el año 2002 en Estados Unidos por la editorial japonesa Shueisha. Su versión original es la revista japonesa Shukan Shonen Jump, que fue la pionera, orientada a un mercado adolescente y que ha continuado en su publicación desde su primera aparición en el año 1970. En Europa, fue Alemania el precursor en este tipo de publicación, con la revista Banzai.



Estas revistas presentan entre 200 y 900 páginas, con dibujos en blanco y negro, en un papel de baja calidad como el del periódico, y en éstas se presentan varias series, tienen un precio de 220 yenes, algo así como 2,20 Euros aproximadamente. Cada semana, se siguen las series en capítulos, y dependiendo del éxito que tengan entre los lectores, se publica en un nuevo formato, los tankoobon.



Los tankoobon son pequeños libros-tomo, de una mejor calidad en la impresión, y que incluso pueden contener más de una página a color. Cada uno de ellos puede contener entre 3 y 4 capítulos, y la colección completa puede estar conformada de entre 10 a 12 tomos. Estos suelen costar entre 350 y 400 yenes, más baratos de lo que cuestan en España, cuyo precio actual es de 7,50 Euros. El éxito y popularidad de muchas series mangas, ha permitido que fuesen llevadas a anime, tales como Dragon Ball, Naruto, o el simpático gato Doraemon.

El manga ha alcanzado gran popularidad dentro del círculo asiático (Corea, Tailandia, China, Taiwán, Malasia), en Australia, Nueva Zelanda, dentro de Europa (España, Francia, Alemania, Italia), así como en América (Estados Unidos, México, Venezuela, Brasil). No queda un rincón, donde no hayan visto u oído la palabra manga, y que pronto se hayan aficionado a su lectura.

Este video os muestra el éxito del manga en Malasia- Selecciona el enlace, según tu conexión a internet: Baja velocidad (56K), alta velocidad( 256k).
En los colegios japoneses, actualmente se utilizan como una herramienta para el aprendizaje. En libros de lengua japonesa de 4to grado, se enseña la lengua a través de dibujos de Doraemon y su amigo Nobita; otro de estudios sociales, de 5to.grado, dirigido al cuidado del medio ambiente, incluye dibujos creados especialmente para ese libro de Takao Yaguchi; su inclusión también se ha realizado en institutos de aprendizaje de arte y diseño.

Esta popularidad que ha ayudado a traspasar barreras idiomáticas, fronterizas, y culturales, originó también la variedad de temas y de segmentar cada vez más el mercado. Al principio, el manga era dirigido a un público netamente infantil, o lo que se denomina el Kodomo manga, pero se han propiciado nuevos personajes, historias o temáticas para abrir el abanico de posibilidades de lecturas. Así, tenemos el manga dirigido sólo a chicos adolescentes (Shônen manga), el dirigido sólo a chicas adolescentes (Shôjo manga), y el dirigido al público adulto (Seinen manga), que se subdivide en el dirigido sólo a mujeres (Josei manga), y el dirigido sólo a hombres (Seinen manga). A esto hay que sumarle las distintas temáticas que puede desarrollar, de aventura, de ciencia ficción, de romance, de robots, de médicos, policíaca, pornográfica (Hentai), histórico, de terror, y una larga lista, que no sé si tiene fin. =O).

Actualmente, existen una gran cantidad de mangakas(*), los que más han marcado el gusto de los lectores son: Rumiko Takahashi con Ranma ½, Akira Toriyama con sus series de Dr. Slump, y Dragon Ball, Mazakazu Katzura (éste es mi favorito =O)) con Video Girl Ai, DNA 2, y su actual Zetman, Naoki Urasawa ( Monster, 20th Century Boys).

A n I m E

Gracias al anime, el fenómeno manga continuó en su expansión global. El pionero fue Osamu Tesuka, con su niño Tetsuwan Atom, que en el año 1963 se lanzó en formato anime en Japón, y durante cuatro años fue un éxito televisivo con un rating del 40,30%. En Septiembre del mismo año, fue lanzado en Estados Unidos en la cadena NBC bajo el nombre de Astro Boy. La innovación en la historia, así como el atractivo de su personaje, hizo la delicia de los niños, y rápidamente también se convirtió en un éxito en este país. Seguidamente, la serie fue exportada a 40 países más, convirtiéndose además en el pionero del primer anime japonés exportado a otros países. La explosión de este mercado, derivó en la creación de mercados paralelos, así la industria del merchandising experimentó también su florecimiento debido a la cantidad de peluches, llaveros, trading cards, camisetas, tazas, y un sinfín de materiales con la imagen de Astro Boy que los niños demandaban.

Tesuka sentó las bases del manga y el anime, y abrió la puerta hacia el exterior a nuevos creadores e historias, y que estos tuvieran una buena acogida. Corrían los años 70, y representó un boom para la industria del anime, quién no recuerda las series de Speed Racer, mejor conocida como Meteoro, o Candy Candy, en la que más de un capítulo eché mi lagrimita por los infortunios amorosos de la hermosa niña, ni que decir de Heidi, o del viajero Marcos en busca de su madre, la simpática Abeja Maya, y quién se puede olvidar del fabuloso Mazinger Z y su compañera Afrodita (éste se llamó Goldorak “UFO Robot Grendizer” en Francia).

Según una entrevista realizada a Hisateru Furuta, un ex ejecutivo del departamento de investigación de la cadena NHK Broadcasting, el éxito de los seriales animes, no sólo se debieron a la innovación, y a la calidad de los mismos, sino también a tres factores. El primero, la gran cantidad de capítulos con los que cuentan los animes japoneses, en comparación con los seriales americanos, lo que facilitaba la tarea de la programación televisiva. El segundo factor, la de más peso, el precio es muy bajo, y eso traducido al final en costes y beneficios, hacía que el comprar anime se convirtiera en un producto rentable. El tercer factor, fue la creación de nuevas cadenas televisivas, las cuales contaban con medios limitados para producir sus propios programas, por lo que la búsqueda de programas extranjeros era la opción, y entre ellos los seriales de anime llenaban la cuenta perfectamente.

En los años 80, el anime continuó en su actividad frenética de expansión, y realizó su inclusión a sus vecinos asiáticos. Así, series como Ikkyu-san producida por Toei Doga Animation fue emitida en Hong Kong, Tailandia, y China, en éste último fue un éxito así como la canción principal que presentaba la serie. Doraemon de Fujio Fujiko fue otro triunfo que se apuntó el movimiento anime, y comenzó a ser transmitida en Hong Kong y Tailandia, para continuar su emisión en el resto de Asia con un fuerte éxito. En el año 1989, Akira fue llevado a la pantalla. El manga de Katsuhiro Otomo, que había causado sensación en su primera aparición en la revista Young Magazine en 1982, no dejó indiferentes al público adolescente americano. Como mercado paralelo, se comienza a comercializar animes en formato de video (los famosos OAV-Original Animation Video), con imágenes digitalizadas y colores más intensos y nítidos.

Los años 90, corrieron sin mucha gloria para el anime, pero a mediados de esa década hizo su aparición la serie Pokemon (forma abreviada de Poket Monsters), que fue todo un fenómeno mediático, y cuya premier cinematográfica fue de 10 millones de dólares el primer día, marcando un nuevo record en el box-office de una producción japonesa. Esto abrió otro nuevo mercado, como lo es el de los videos juegos. La Nitendo en esos años era un artículo imprescindible dentro de la gama de juegos de niños y adolescentes.

Indudablemente, las series que marcaron esa década fueron Dragon Ball, Ghost in the Shell, Sailor Moon, Neo Genesis Evangelion, Saint Seiya (mejor conocida como Caballeros del Zodíaco), Dragon Quest, y Super Campeones.

Fue de nuevo en el año 2003, que gracias a la película de Hayao Miyazaki, “El viaje de Chihiro” o Sen to Chihiro no Kami Kakushi (Spirited Away), ganadora del Oscar al mejor film de animación, ayudó a generar interés por las producciones japonesas en los espectadores, incluso por las productoras americanas, ya que la Buenavista obtuvo los derechos de distribución del estudio Ghibli en 2002.

Con la aparición de la cadena Cartoon Networks, Jetix y más recientemente Canal Buzz, los niños, adolescentes y adultos podemos seguir disfrutando del genero anime, aunando a ello el interés de editoriales como Planeta, Panini, Norma, y Glénat, en comprar los derechos de las series mangas, y traducirlos para que lleguen a nuestro mercado.

Cada año, en el mes de agosto y a final de año, se lleva a cabo en Tokio la convención de manga llamada Comike o Comiket (forma abreviada de Comic Market). En ella se dan cita durante tres días, artistas individuales o en grupos, que han publicado libros de forma independiente. Desde el año 1976, que fue su primera edición, el número de expositores y de visitantes ha aumentado. En ella se reúnen los mejores exponentes del manga, y anime, animados por los “cosplays”, que son las personas que se disfrazan de los personajes del manga y anime (forma abreviada de costume play), y de la “gente Karaoke”, esos que se animan a cantar las canciones de presentación de las series anime.

En Barcelona, también cada año contamos con el Salón del Manga, con la misma duración de tres días. Este año fue la 12ª edición del mismo, realizada en el mes de octubre, y tuvimos la oportunidad de contar con grandes autores del manga contemporáneo como Masukazu Katzura, Munky Punch, Hideshi Hino, Tachibana Higuchi, y Atsuko Nakajima, así como el cantante de canciones de animes, como Dragon Ball y Caballeros del Zodíaco, Hironobu Kageyama.
Cada año, esta afición o hobby va captando a nuevos adeptos o otakus(**), y prueba de ello son las cifras de ventas, así como los visitantes al Salón que se incrementa con el paso de los años.

Un elemento, que juega un papel importante dentro del mundo del manga y el anime, son los traductores. Son entes omnipresentes, y a los que no se les da importancia, pero que gracias a su trabajo nos enteramos de las hazañas de nuestros súper héroes, o de los chistes de Shin-chan, o de los inventos del adorable gato Doraemon, así como de aspectos de la cultura japonesa.

En la próxima entrega, leeréis una entrevista que me concedió Marc Bernabé. Marc Bernabé es traductor de japonés, al castellano y al catalán. Debemos agradecerle que tuviera la idea ingeniosa de enseñarnos japonés, uniéndolo al manga. Junto con Verónica Calafell, han creado el método de aprendizaje autodidacta de japonés llamado: “Japonés en Viñetas”, conformado por Japonés en Viñetas I y II, los cuadernos de ejercicios I y II, y más recientemente Kanji en Viñetas I, en el que también participaron Alberto Aldarabí y Gea Cassinello a los lápices. El mismo está resultando un éxito, no sólo en España sino en el resto de Europa, ya que ha sido traducido a siete idiomas. De momento, daros un paseo por su página Web Nipoweb, y por la de Daruma.


Nota:

(*) Mangaka: Termino con el que se designa al autor o creador de un manga.
(**) Otaku: Termino usado para definir al fan del género manga.

Special thanks to:

* Tadamine Maki, my japanese friend, to supply me with extra material about this issue. =O)

.
SI QUEREIS VER ANIME…
Para mi las mejores:
  • Yu-Gi-Oh GX: En Antena 3 los fines de semana a las 8:00 am
  • Sonic X: En Antena 3 los fines de semana a las 8:30 am
  • Caballeros del Zodiaco: Telecinco. Sábados a las 7:00 am
  • Pokemon Advanced Challenge: Telecinco. Fin de semana a las 9:15am
  • Bola de Dragón: Cuatro de lunes a viernes a las 7:45 am
  • Naruto: Fines de semana a las 10:45 am
  • Ghost in the Shell: Stand Alone Complex: Cuatro de lunes a jueves a las 2:45am
  • Hunterx Hunter: La Sexta. Fines de semana a las 9:15 am
  • Noir: La Sexta. Fines de semana a las 10:00 am
  • Wolf’s Rain: La Sexta. Fines de semana a las 10:45 am
  • Doraemon, Dr. Slump, Inuyasa: En TV3 o K3 de lunes a viernes (canal autonomico, consultar horarios)

* En cualquier caso, consultar la programación primero.

Por cable:

Cartoon Netwoks:

Dragon Ball, Dragon Ball GT, y Dragon Ball Z

Dectetive Conan

Caballeros del Zodiaco

Keroro

Jetix:

Pokemon

Naruto

Canal Buzz:

Fullmetal Alchemist Ghost in the Shell: Stand Alone Complex

Inuyasa

Noir

Samurai Champloo

Wolf’s Rain

Igualmente si queries leer manga, encontrareís muchos títulos, algunos que me gustan:

Zetman de Katsura

Dragon Ball

Detective Conan

Fullmetal Alchemist

Bleach

20th Century Boys

Black Jack

Black Magic

Monster

Y si quereís estar constantemente informado, sobre manga y anime, podéis leer:

* La revista Mega-Hiro

* La revista Minami

Bibliografía consultada:

* Revista Asia Pacipic. Japan +. Perspectives. "Japanese Manga, Anime and cartoon characters have become big business" May, 2004. Volume 2. Number 1. Japan.

* Revista Asia Pacipic. Japan +. Perspectives. "The Otaku Catalyst" October, 2005. Volume 3. Number 6. Japan.
* KINSELLA SHARON, "Adult Manga Culture & Power in Contemporary Japanese Society". London, Great Britain.Biddles LTD, 2000.

* Revista Kateigaho International Edition."The land of manga" Summer Issue. Volume 12. Japan, 2006.
* GRAVETT PAUL, "Manga. 60 anni di fumetto giapponese". Prima Edizione. Edt. Logos. Italia, 2006.

Etiquetas:

3 Comments:

Blogger Román said...

Guau!!
Lo que estoy seguro que no es hobby de niños es escribir un artículo muy serio y completísimo sobre el Manga. Nuevamente me dejan de boca abierta. Felicitaciones Raquel y Akiko, y muchas gracias por este esfuerzo impresionante!
Román

5:41 a. m.  
Blogger Akiko y Raquel said...

Hola Román,

Pues una por una ¿no?. Digo, tú nos dejas de boca abierta con tus creaciones, y nosotras te la dejamos a ti, jajaja.

Gracias por el elogio, y gracias por leer este humilde espacio =O). Es un estímulo a seguir escribiendo, para que personas como tú lo disfruten tanto como nosotras.

Un besazo,
Raquel

8:07 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Hola, soy trinity, estoy realizando una investigacion donde demostraremos que el anime japones y el manga son una forma de crear pensamientos criticos en los niños y adolescentes y sus articulos que han publicado se me hace muy interesante, me gustaria saber si es posible contar con su ayuda para realizar este trabajo de investigacion, creanme cualquier ayuda es sufuciente, me gustaria mucho estar en contacto con ustedes, y las felicito por el excelente trabajo que hacen

10:05 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home