miércoles, octubre 17, 2007

TIFONES

AZUMA, AKIKO
.

Los tifones son tormentas que corren el noroeste del Océano Pacifico. Aparecen unos 30 cada año y alrededor de 5 de ellos afectan a Japón en Agosto y Septiembre. No son tan grandes como el Katrina que atacó a los Estados Unidos el año pasado, pero llegan cargados de fuertes lluvias y vientos, causando la crecida y desbordamiento de los ríos, y la crecida de la marea alta que llega a pasar por encima de los rompeolas. Provocan grandes inundaciones, derrumbes, y crean un gran daño en las industrias primarias y a nuestras vidas diarias.


Algunas veces las vías de comunicación están bloqueadas, los trenes parados, y no podemos ir al trabajo ni tampoco regresar a casa, los paraguas se rompen, los objetos vuelan con el aire y por los aires (alguna vez, he visto volar un letrero grande), los árboles caen y aplastan un coche, o cortan el cableado eléctrico, el viento es capaz de tirarte al suelo debido a su fuerza. Algunas personas sufren daños o incluso llegan a morir por el paso de un Tifón. Mi familia y yo estamos bien, después del paso del último tifón que tuvimos, el único daño que sufrimos fue que se nos rompió una calabaza que teníamos en el jardín. (>_<)
.
Nos preparamos para la temporada de tifones tanto como podemos. En las grandes calles y avenidas, los árboles se podan, los granjeros guardan sus productos en lugares seguros (si ellos pueden, claro), y los pescadores sujetan fuertemente sus barcos. En las casas, guardamos dentro todos aquellos objetos que pudieran “volar” con el paso del tifón, y nos preparamos para un posible apagón.

En las ventanas de las casas, colocamos unas tablas de madera para proteger los vidrios. La mayoría de los japoneses, las colocamos de forma que cada tabla de madera vaya de lado a lado del marco de la ventana, sin embargo en otros hogares las colocan de manera que se puedan enrollar hacia arriba (como las persianas) y que hace a la vez de una contraventana. En este tipo de casas, ellos cierran la ventana derecha, y abren la ventana izquierda. Incluso fuera de la temporada, nosotros cerramos las ventanas de noche. Quizás para resguardarnos de la delincuencia (^_ ^).
.
Los niños se llenan de alegría, cuando les dicen que sus clases han sido canceladas debido al paso del tifón. Algunas veces ellos vienen pronto a casa, por la alarma del paso del tifón, otras veces la alerta es anunciada cuando es la hora de ir al colegio en la mañana, y por lo tanto la escuela permanecerá cerrada todo el día, o hasta el medio día. En esos casos, ellos se quedan en casa, pero quieren volver pronto al colegio. Si el tifón se mueve rápido, a la velocidad de un coche, el tiempo mejora rápido, sólo le tomará mediodía en recuperarse, pero si se mueve lento, a la velocidad de una bicicleta como el último que pasó, le toma casi un día entero o más, nos despertamos en la mañana pensando que ya habrá pasado, pero todavía está allí.
.
Se dice que debido al recalentamiento global, habrá pocos tifones en el futuro, pero los pocos que haya serán de mayor fuerza. Es por ello que debemos intentar entre todos no dañar nuestro planeta tierra.

Etiquetas:

1 Comments:

Anonymous Anónimo said...

gracias por la info, me sirve para geografía :D

10:27 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home